Gobierno anuncia salida de 8 centrales a carbón en 5 años y retiro total al 2040

4 de junio del 2019 foto1

En un hito histórico para nuestro país, el Presidente Sebastián Piñera, junto a las ministras de Energía, Susana Jiménez, y de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, anunció el retiro de ocho centrales a carbón en cinco años y la meta de retiro total al 2040.

El retiro de las operaciones de las unidades se realizará través de un cronograma que establece el cese de los primeros 1.047 MW de las ocho centrales más antiguas a 2024. Dichas unidades están en las comunas de Iquique (1), Tocopilla (4), Puchuncaví (2) y Coronel (1), y representan en su conjunto un 19% del total de la capacidad instalada de centrales a carbón.

La etapa de mediano plazo consiste en el compromiso de definir fechas en nuevas mesas de trabajo conformadas cada cinco años, que permitan establecer cronogramas específicos de retiro, dando cuenta de los impactos económicos, sociales y ambientales de esta decisión. Todo lo anterior, con la ambición común entre empresas y gobierno para el retiro de operaciones del parque total de centrales a carbón antes de 2040.

Las primeras centrales a cerrar este año serán las unidades 12 y 13 de Tocopilla, las que iniciaron su operación hace 36 y 34 años respectivamente, y que en su conjunto suman una potencia instalada de 171 megawatts.

“Los avances tecnológicos hacen posible sustituir gradualmente las centrales a carbón con otras que son renovables y competitivas, las cuales están altamente disponibles en nuestro país, tal como son las energías provenientes del sol, el viento, la tierra y el agua”, explicó la ministra Susana Jiménez.

Ello hace que sea posible pensar en un recambio en nuestro parque de generación por uno más limpio en términos de contaminantes locales y de emisiones de gases de efecto invernadero.

El anuncio presidencial se realizó en el Parque Bicentenario de Cerrillos, mismo lugar donde se realizará la COP 25 en diciembre próximo. Al evento también asistieron los subsecretarios de Energía, Ricardo Irarrázabal, y de Medio Ambiente, Felipe Riesco; ejecutivos de las empresas de generación firmantes del acuerdo, Enel, AES Gener, Colbún y Engie; el presidente ejecutivo de Generadoras de Chile, Claudio Seebach, y más de un centenar de representantes del sector energético y de la sociedad civil.

En el país existen 28 centrales con 18 años promedio de operación

En el Sistema Eléctrico Nacional existen 28 centrales termoeléctricas a carbón, ubicadas en seis comunas (Iquique, Tocopilla, Mejillones, Huasco, Puchuncaví y Coronel).

Dentro de las características de la generación eléctrica a carbón destaca que es una energía conocida como de base, es decir, que está disponible en forma continua, aportando a un suministro seguro y económico. No obstante, la generación eléctrica en base a carbón genera mayores niveles de emisiones de contaminantes globales, representando un 26% del total de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en nuestro país.

La puesta en servicio de la primera de estas centrales fue en el año 1964, es decir, ha operado por más de 50 años. Una parte importante de nuestro parque generador a carbón inició sus operaciones recientemente, con un promedio de 18 años de operación, con la última unidad operando desde este año.

Otros países con experiencia en el retiro gradual de centrales a carbón como Canadá y el Reino Unido cuentan con parques de una mayor antigüedad, con un promedio de 30 y 40 años respectivamente y con una participación en la generación eléctrica inferior al 20%.

El acuerdo establece que las centrales que retiren su operación podrán entrar a un nuevo estado operativo denominado “Estado Operativo de Reserva Estratégica” (ERE), cuyo objetivo es dar garantías de seguridad al Sistema Eléctrico Nacional.

Las centrales en ERE solo podrán ser convocadas por el Coordinador Eléctrico Nacional en circunstancias de urgencia, en las que se prevea un importante déficit de suministro. El período en el que podrán permanecer en este estado no podrá ser superior a 5 años, previo a su cierre definitivo.

Ministra Jiménez: “El anuncio de un plan de retiro voluntario de centrales a carbón representa un proceso inédito en Chile”

“El anuncio de un plan de retiro voluntario de centrales a carbón representa un proceso inédito en Chile, pues nunca se había acordado el retiro de una central de generación eléctrica. Las características de nuestro parque de centrales a carbón imponen un gran desafío, toda vez que éste es aun relativamente nuevo y aporta un 40% del total de la generación eléctrica en nuestro país”, señaló la ministra de Energía, Susana Jiménez.

En la Ruta Energética 2018-2022, el Ministerio de Energía relevó como uno de sus 10 Mega Compromisos iniciar el proceso de descarbonización de la matriz eléctrica, a través de la elaboración de un cronograma de retiro o reconversión de centrales a carbón.

Para lograr este desafío el Ministerio en junio de 2018 conformó la “Mesa de Retiro y/o Reconversión de Unidades a Carbón”, con el objetivo de analizar los efectos de esta medida sobre la seguridad y la eficiencia económica del sistema eléctrico nacional, la actividad económica local y su impacto medioambiental.

Entre los integrantes de esta Mesa se contó con las empresas propietarias de las centrales a carbón, organizaciones que representan a clientes eléctricos, ONGs ambientales, académicos, representantes de sociedad civil, trabajadores, organismos internacionales y representantes del sector público, quienes participaron en ocho sesiones.

Durante estas instancias se analizaron los efectos del proceso de retiro y/o reconversión sobre la matriz eléctrica, la salud y calidad del aire, variables ambientales, impactos económicos y sociales, así como la experiencia internacional existente.

Chile avanza hacia la carbono-neutralidad

“Chile con esto da un paso fundamental en sus compromisos de enfrentar el cambio climático, pues esta medida representará la principal acción para cumplir sus compromisos de reducción de emisiones de GEI y permitirá una acelerada masificación de las energías renovables”, señaló el subsecretario Ricardo Irarrázabal.

La autoridad recalcó que el cronograma busca equilibrar adecuadamente los tres pilares de la sostenibilidad, de manera de lograr el impacto ambiental deseado, pero a su vez resguardar la seguridad y eficiencia económica del sistema y las problemáticas sociales vinculadas a la pérdida de empleos en las comunas en donde están ubicadas estas centrales.

Se estima que al año 2040 el nivel de emisiones del sector eléctrico en lugar de alcanzar las 30 millones de toneladas de CO2 equivalente por año será de 4 millones de toneladas de CO2 equivalente por año.

La ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, agregó que  “el retiro de las centrales de generación de carbón es un trascendental avance hacia la carbono neutralidad requerida para enfrentar el cambio climático. No es casualidad que este anuncio se realice aquí, en el Parque Cerrillos, donde  lideraremos la mayor cumbre ambiental del planeta, la COP25,  el próximo mes de diciembre. Con esto Chile reafirma su compromiso y da un paso más en la transición hacia el desarrollo sustentable. Porque hoy, ¡Es tiempo de actuar!”.

Generadoras y empresas destacan que compromiso de retiro se alcanzó a través de un acuerdo voluntario

Claudio Seebach, presidente ejecutivo Generadoras de Chile, planteó que este “acuerdo voluntario es una acción concreta para enfrentar la crisis climática. Para llegar a ser carbono neutrales tenemos que impulsar dos grandes caminos. Avanzar en energías renovables, pasando del actual 45% a al menos un 75% en 2030, y segundo, electrificar los procesos industriales, hogares y transporte, alcanzando un sistema de buses públicos 100% eléctrico a ese año”.

Thomas Keller, gerente general de Colbun, señaló que “en el contexto de la COP25 y como este acuerdo lo demuestra, creemos que es importante tomar acciones responsables para reducir los gases de efecto invernadero (GEI) sin afectar el desarrollo económico y social del país. La decisión de hoy es coherente con la vocación por las energías renovables que Colbún ha desplegado desde su origen”.

“Estamos comprometidos activamente con la transición energética, prueba de ello es nuestra participación activa en la mesa de retiro y reconversión de las unidades de carbón y el compromiso vinculante que hoy firmamos y que implicará el retiro de todas las unidades a carbón de nuestro sitio de Tocopilla”, aseguró el gerente general de EECL, Axel Levêque.

El ejecutivo aseguró también que “el acuerdo refleja que este proceso necesariamente debe ser visto como una transición y no como un quiebre. Hoy el 40% de la matriz de Chile depende del carbón y por ese motivo deben complementarse de la mejor manera posible las variables ambientales, económicas y sociales, así como también la seguridad del sistema eléctrico nacional, de interés de todos los chilenos”.

Ricardo Falú, gerente general de AES Gener, señaló que su empresa “acordó con el Ministerio de Energía el cese de la operación de 322 MW de carbón que implicará la reducción de emisiones de CO2, y permitirá a Chile cumplir con sus obligaciones y compromisos internacionales. La compañía ratifica su total compromiso de seguir incrementando la presencia de energías renovables en el país, permitiendo una transición segura desde la generación termoeléctrica”, dijo.

“Como grupo hemos venido liderando la transición energética hacia una matriz limpia y sustentable, y hoy confirmamos nuestro compromiso firmando un acuerdo que prevé el cierre progresivo de nuestras centrales a carbón, reduciéndolas a la mitad no más allá del 2023. Hoy somos el primer operador de energías renovables en el país, con el 70% de nuestra generación proveniente del agua, del sol, del viento y del calor de la tierra. Considerando nuestros planes de desarrollo para los próximos años, que prevén un crecimiento de más de 1GW de capacidad renovable en nuestro portafolio, estamos convencidos de que seremos la primera compañía en tener su matriz energética libre de carbón en Chile”, explica Paolo Pallotti, gerente general de Enel Chile.

F